sábado, 30 de octubre de 2010

Seguir


Una de cal y otra de arena. Ni un paso atrás, eh.